jueves, 20 de marzo de 2008

Desde la ciudad del amor...


París, París... ¡¡ayssss!! Qué ciudad tan hermosa y tan tranquila a pesar de sus millones de habitantes y su caos circulatorio. Es una ciudad que me hace sentir bien, muy bien.
Me gusta la mirada de la gente, la mezcla de culturas, el sonido de su gente... Que pena no poder hablar francés para engancharme a las conversaciones improvisadas, para decir lo bien que me siento y lo amable que me parece todo el mundo.

Me encanta la casa en la que me estoy quedando, tengo en ella la sensación de hogar. Es una casa preciosa, de paredes blancas (¡¡redescubriendo el blanco en las paredes!!) y suelo de madera. Posee una hermosa cocina que invita a cocinar, a charlar largo y tendido y a mirar por su balcón. Siempre cálida y acogedora...Gracias Jose por este regalo...
Me encantan mis compañeras de viaje, de risas y anécdotas. Nunca habíamos viajado las 3 juntas...3 mujeres independientes de armas tomar, cada una con nuestras manías y nuestras virtudes... Encajamos bien, muy bien... Gracias Yola, gracias Mariquilla...

¡Qué bien estar por acá! ¡qué bien retomar mi vida con ganas! ¡qué bien me sienta viajar!

¡Qué bien me vino el viaje a Berlín!! Me ha hecho aprender mucho de mi, de estar conmigo misma, de valorar los momentos de soledad y de compañía, los de allí, los de acá y los que vendrán...

Viajar siempre te hace crecer, y no hace falta irse muy lejos físicamente...la vida es un tremendo viaje, sólo hay que dejarse llevar.

Besos a tod@s desde París.

2 comentarios:

hawwah dijo...

te blablabeo:

Qué envidia! nos hablas desde París!! justo tengo cuerpo parisino porque termino ahora de Amelie por xxx vez :)

gracias por visitar mi Peumayen, me alegro que te guste la decoración...

au revoir et un baiser

nat dijo...

olé que arte más grande. paris es sin lugar a dudas la cuna del savoir faire. a mi tb me encanta y me hace sentir enorme. un gros bisou..